22 de febrero de 2012

Mi primer cuento: La niña que queria ser sirena por un día.

Erase un vez una niña llamada Sofía que quería ser una sirena. Siempre veía  una serie llamada:"Yo quisiera ser una sirena por un día" disfrazada de ARIEL.

Un día de verano le pidió a su padre que le llevara a la piscina. 
El padre dijo: 
-Vale pero a cambio me tienes que dejar en paz, no molestarle durante este rato e irnos cuando mamá llame por teléfono de que ya han venido los primos.-
Sofía dijo:
-Vale papá, de todas formas empieza mi serie favorita.-
 En cuanto llegaron Sofía se metió de un salto en la piscina. Era muy  buena nadando y había ganado 3 veces seguidas la copa de su colegio. 
En cuanto se metió, empezó a jugar a su juego favorito que consistía en que la piscina era el mar y la parte honda de la piscina era ATLÁNTICA donde todas las sirenas vivían y los peces jugaban tranquilamente. En la parte honda se encontraba un dibujo de una sirena que a Sofía le encantaba. De repente salió del dibujo una silueta muy extraña cada vez le sonaba más a Sofía esa persona pero al fin se dio cuenta era......¡Ariel! Ella se quedo impresionada al verla.
Ariel dijo:
-No te asustes solo voy a hacer tu sueño realidad.-
 Sofía pregunto:
-¿Cuál?- 
Ariel responde:
-El de ser sirena por un día.-
Sofía añadió:
-Entonces sí, me a punto.-
Ariel le llevo a Atlántica a través del dibujo de la sirena y le pusó una cola. Le enseñó un montón de cosas sobre las sirenas, sobre el peligro, sobre como viven las sirenas y sobre su sitio secreto; donde Ariel guarda las cosas humanas.
Después de eso jugaron a algún que otro juego marino. Y luego se fueron al parque de la  Alegría donde había un montón de sirenas pequeñas de unos 6 años y medio. Y estaban jugando al "esconditesirena", al "pilla la sirena" y a uno muy pero que muy extraño llamado: "chainedsecret".
 A las 8:30 Sofía dijo:
-Me tengo que ir ya a mi casa mi padre estará preocupado.-
Ariel añadió:
-Verdad ya es tarde te tienes que ir, pero tranquila, el tiempo allí está congelado. Cuando vuelvas ya no estaré ahí, así que un beso y espero que te lo hayas pasado bien.-
Entonces le abrió el portal a través  y se fue a casa.
Cuando llegó el padre estaba hablando por teléfono con su madre.
El padre le dice:
-Nos vamos mamá ha llamado de que ya han venido tus primos.-
Sofía contesta:
-Vale papá.-
Y se fue a su casa muy contenta de haber podido ser sirena por un día.


 

Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada